Pedagogía TIEC

TALLERES CREATIVOS PARA LA PARTICIPACIÓN  T.I.E.C.

 Gloria Bejarano Castro

Fundación Casa Taller

 

Cada taller es un ejercicio lúdico para reconocer y apropiar las más variadas formas de expresión y comunicación: la literatura, música, danza, teatro, pintura, cine, silencio, palabra, texto, naturaleza…

Las actividades de los talleres participativos, son de carácter reflexivo en cualquiera de sus manifestaciones.  Este ejercicio permite la confianza  ganada por  la experiencia  en un grupo, donde cada cual, es escuchado y tomado en cuenta;  se trabaja y se re-trabaja en la búsqueda de nuevas dimensiones y nuevas lecturas de las cosas que ya creemos conocer.

Se espera que cada taller se convierta en un acontecimiento generador de  nuevas ideas  para el desarrollo creativo de las propuestas que surgen en el trabajo de grupo.

Un taller creativo TIEC (Taller Integral de Expresión Creadora) es un ejercicio individual y grupal  diseñado para:

  •  Reconocer las potencialidades creativas de personas y grupos
  •  Apropiar lenguajes y proponer nuevas formas de participación.
  •  Valorar los diferentes saberes en un grupo creador. 
  • Descubrir el valor del desarrollo creativo en su vida personal y  laboral.

La propuesta de trabajo con la metodología TIEC se apoya en 5 principios, que son parte esencial y están detrás de los aspectos más relevantes de cualquier proyecto de desarrollo socio cultural.

  1. El principio de la dignidad humana, que reconoce el potencial de la gente, su capacidad de negociación ante las crisis y su fortaleza frente a las dificultades.
  2. El sentido de pertenencia que canaliza esfuerzos en el desarrollo de lo propio y abre  puertas al diálogo creativo con el mundo que lo rodea para aprender de otras experiencias.
  3. El valor de la multiculturalidad en una labor que se apoya en los aportes de las comunidades participantes para fortalecer ideas, enriquecer los productos estéticos  y descubrir formas solidarias de trabajo
  4. El potencial para la autogestión en materia financiera como garantía de desarrollo, vinculando  a los grupos de la comunidad en todos los aspectos del trabajo: conceptual, comunicativo, administrativo, productivo, de mercadeo, etc.
  5. La construcción de conocimiento con una práctica reflexiva, que respeta diferentes formas de expresión y  la elaboración de información a partir de su realidad.

Los tres primeros puntos constituyen un eje fundamental de trabajo porque responden a la necesidad de contar con capital humano dispuesto a responsabilizarse por su propio desarrollo.  

Los otros dos puntos tienen que ver con los medios de crecimiento para garantizar la calidad y sostenibilidad del trabajo.

Se espera que  con la práctica, los grupos se apropien de estos principios  y los cultiven como parte de  la construcción  de una cultura de participación y  solidaridad

Esta figura, el trabajo se orienta hacia un mayor grado de conciencia sobre la importancia de fortalecer redes de apoyo,  en una comunidad  que debe prepararse  para asumir responsabilidades ciudadanas y formas de  trabajo autónomas y sostenibles.

METODOLOGÍA DE TRABAJO:

 La propuesta metodológica de integración y participación  que identifica el proyecto educativo cultural de la Fundación Casa Taller, plantea un desarrollo en dos líneas de acción:

 1. Las alianzas entre diferentes instituciones y organizaciones para complementar y fortalecer el trabajo, reconocer el proceso, vislumbrar hipótesis, procurar nuevos reordenamientos  y avanzar en la reconstrucción de nuevas propuestas de participación. En este plano  se propone la realización de talleres, seminarios, encuentros, jornadas de reflexión, preparación conjunta de actividades y la elaboración  integrada de documentos y diversos productos.

 2. La intervención  pedagógica  que involucra a los grupos comunitarios (sus intereses, necesidades, expectativas, su historia, sus representaciones, sus proyectos), la  vida institucional (historia, espacio físico, cotidianidad, proyectos, perspectivas),  y el equipo ejecutor del proyecto (sus particularidades, vocación, expectativas).

 

 EL TALLER CREATIVO (TIEC)

(Taller Integral de Expresión Creadora).

Metodología  aplicada y reconocida en 16 países de América.        

Práctica lúdica grupal de exploración de las potencialidades creadoras  y de  reflexión  creativa  sobre las posibilidades de trabajo a partir de la realidad, las potencialidades de la gente y las características culturales del medio.

Cada taller es un embrión de trabajo donde se conjugan los diferentes componentes del proyecto y se visualiza su proyección en la vida ciudadana.

El trabajo está diseñado para compartir experiencias vividas de manera  individual y grupal, a la luz de los nuevos paradigmas educativos. Se pretende establecer una nueva relación con el conocimiento, tomando en cuenta:

  • El protagonismo de cada ser humano en su camino de conocimiento
  • Los mapas de vida, relaciones con el entorno, referentes  culturales.
  • El significado de una cultura lectora en la era de la información y la imagen.
  • La ciencia y la literatura integradas como territorio de conocimiento.
  • El sentido pedagógico de acompañar.
  • La importancia de los  ambientes de participación. 
  • El papel de los proyectos de vida, en el proceso creador
  • El proyecto creativo y su red de relaciones.

El  ambiente lúdico-creativo de un taller, crea condiciones para un encuentro entre humanos, es decir, que los talleres se desarrollan alimentados por una relación interpersonal, en la que se exploran los lenguajes alternativos y creándose una trama comunicativa  de seguridad y confianza.

Se trata de superar el papel anexo, decorativo y muchas veces descontextualizado  de la actividad corporal y creativa,  para ubicarla en el plano del ser “senti-pensante”, conectado con múltiples esferas del conocimiento como requerimiento característico   espíritu investigador  propio de la era actual.